Viernes 16 de Noviembre de 2018

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

INCREMENTO A SALARIO MÍNIMO, FUNDAMENTAL PARA COMBATIR POBREZA

INCREMENTO A SALARIO MÍNIMO, FUNDAMENTAL PARA COMBATIR POBREZA

11 de Junio de 2014

El incremento al salario mínimo es una herramienta fundamental para combatir la pobreza y la desigualdad en el país, coincidieron catedráticos y los secretarios de Desarrollo Económico y de Finanzas, durante el foro "Recesión económica y salario mínimo" organizado por el diputado Vidal Llerenas Morales en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivsky Woldenberg, señaló que un salario mínimo suficiente sería de 171 pesos y no de 67.29 pesos, como es actualmente.

"Una persona que trabaja ocho horas al día en el mercado formal tendría que recibir una remuneración que por lo menos le alcanzara para vivir con la mínima dignidad, pues los cálculos del CONEVAL refieren que una canasta básica alimentaria y no alimentaria considerando a una familia de dos adultos y dos hijos, la canasta mínima requerida sería de 171 pesos al día por cada uno de los padres y así reducir la brecha entre el salario actual vigente".

Agregó que n los últimos 37 años, el salario mínimo general (SMG) ha perdido 71 por ciento de su valor a nivel nacional y 77 por ciento en el Distrito Federal y ejemplo de ello, dijo, es que la ciudad de México tiene un nivel de precios similar al de Buenos Aires, Bogotá y Santiago de Chile, pero su nivel de salarios está muy por debajo, en comparación con estas tres ciudades de América Latina.

"La caída empieza en los años 80 y ya a la mitad de la década de los 90 se estabiliza, pero en un nivel verdaderamente bajo".

Destacó que en el país existen alrededor de 6.7 millones de personas que ganan un salario mínimo, mientras que en el Distrito Federal, aproximadamente 370 mil personas se encuentran en esta misma situación.

Chertorivsky anunció que el gabinete económico del gobierno capitalino conformará un documento que permita manifestar una posible política salarial y de ingresos para la capital del país, tomando en cuenta los puntos de vista de todos los involucrados en el tema y tomando como base el ejemplo internacional en donde el incremento salarial no generó inflación ni desempleo, como se ha especulado.

En ese mismo sentido, Gerardo Esquivel, investigador del Colegio de México explicó que si bien el salario mínimo ha perdido un 70 por ciento de su valor, a esto se adiciona un 20 por ciento por el simple hecho de que el precio de los alimentos, que son por lo general el destino del consumo de la gente que percibe un salario mínimo, se sigue incrementando.

"Tan sólo por este hecho existen buenas razones para abrir el debate e iniciar el proceso para un futuro incremento, porque el salario mínimo no está cumpliendo su papel y este estancamiento está perjudicando a quienes lo perciben".

Precisó que si bien aún existen personas que dudan que haya alguien que obtenga este tipo de salario, Esquivel recordó que las cifras de encuestas en hogares realizadas por INEGI, muestran lo contrario, pues revelan que un porcentaje no trivial percibe un salario mínimo o incluso menos.

Sobre los cuestionamientos de si debe o no aumentarse el salario y los efectos negativos que esto implicaría,(desempleo, inflación e informalidad), Esquivel explicó que son argumentos que se deben de valorar e implementar las políticas públicas para evitar este tipo de efectos, y que un aumento gradual al sueldo de los trabajadores no necesariamente debe de llevar consigo efectos negativos de este tipo.

Al respecto, Vidal Llerenas y Raúl Flores, presidente del PRD capitalino coincidieron en la necesidad de abrir la discusión y aplaudieron que sean los gobiernos de la izquierda quienes impulsen este tipo de discusiones en favor de todos los trabajadores.