TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

GCDMX rescatará tiendas de barrio: Romo

GCDMX rescatará tiendas de barrio: Romo

20 de Marzo de 2017

· La SECITI brindará la infraestructura y software mientras que la SEDECO brindará recursos y capacitación: Víctor Romo

· Existen en la Ciudad de México alrededor de 45 mil establecimientos de este tipo

· Por cada tienda de conveniencia que abre en el Valle de México cierran entre 10 y 15 tiendas de barrio

· Recordó que el Proyecto “Tecno Tienda” evitó el cierre de 2 mil 450 negocios en 2013 y se espera que sean 7 mil en 2018

 
El presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Víctor Hugo Romo Guerra, anunció que presentará una iniciativa para que la Secretaría Desarrollo Económico (SEDECO), y de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECITI) implementen las herramientas tecnológicas de gestión y capacitación para que los comercios de barrio se conviertan en “tecno tiendas”.
 
Destacó que el objetivo es facilitar que los comercios de barrio, o mejor conocidas como “tienditas de la esquina”, obtengan las condiciones necesarias de competitividad en un mercado que es cada día más agresivo contra este tipo de negocios.
 
“Sería a través de la innovación de sus procesos y el uso de herramientas tecnológicas, con lo que se fomentaría el desarrollo económico local y la generación de empleos”, informó.
 
El también diputado perredista informó que la SECITI se encargará de proporcionará la infraestructura tecnológica necesaria para el correcto desarrollo de las acciones, “mientras que la otra Secretaría, a través del usos de instrumentos y entidades, proveerá para la ejecución de las acciones los fondos y capacitación necesarios para cumplir con el objetivo”.
 
Explicó que estos comercios, o microempresas, van desde la tiendas de abarrotes, farmacias, papelerías, tiendas de la esquina, entre otros, y representan un “enorme potenciador económico que no debe ser abandonado”, y de acuerdo con el INEGI existen en la Ciudad de México alrededor de 45 mil establecimientos de este tipo.
 
Estos lugares venden al consumidor final productos de primera necesidad al menudeo y para su actividad comercial llegan a contar con hasta cinco empleados, dijo.
 
Agregó que se diferencian de otros negocios por su estructura organizacional, que por lo general es gestionada por una familia que tanto dueño y trabajadores son miembros del mismo grupo familiar, no cuentan con un horario establecido y no reciben formalmente un salario por su trabajo.
 
Sin embargo –dijo- en los últimos años estos comercios han sido afectados por la aparición de las tiendas de conveniencia, que son una mezcla de supermercado y tiendita de barrio, este tipo de negocios han llevado casi al exterminio los negocios familiares en las localidades, debido entre otras causas  a los horarios (24 horas), y sobre todo al uso de mayor tecnología para su actividad comercial.
 
Romo agregó, con información de la SECITI, que por cada tienda de conveniencia que abre en el Valle de México cierran entre 10 y 15 tiendas de barrio.
 
“Pero no recae el problema en las tiendas de barrio, sino en el consumidor, ya que adquieren productos en horarios amplios, además de servicios extra como recarga de tiempo aire para celular, pago de recibos de diversa índole, entre otros, y consumen productos con precio elevado, es decir, en la tienda de conveniencia adquieren un refresco de cola en 12 pesos mientras que en la tienda de la esquina cuesta 10 pesos, y esas ganancias que antes iban para las familias se van para los grandes empresarios dueños de estas cadenas”, lamentó.
 
Abundó que se llaman tienda de conveniencia porque asemeja a un supermercado y están ubicados “a la esquina de tu casa”, los productos están ordenados y acomodados estratégicamente para incentivar ventas además del uso de colores.
 
"Ello provoca comprar un producto extra, además del que ibas predispuesto a obtener, también aceptan tanto dinero en efectivo, tarjetas de débito y crédito, relegando a sus competidores, las tiendas de barrio”.
 
El legislador señaló que es oportuno y de gran importancia que el Gobierno de la CDMX “ayude a fortalecer los comercios de barrio”, al ponerlos en mejores condiciones y de competitividad con las tiendas de conveniencia que representa un sector empresarial consolidado.
 
Recordó que existe un plan de la SECITI de nombre: “Proyecto Tecno Tienda”, el cual tiene objetivos similares, se ejecutó en 2013 y cuenta hasta este momento con 2 mil 450 afiliados y su objetivo es hacer competitivas a las tienditas de la esquina e incrementar, para 2018, la tecnificación de estos comercios a unos 7 mil.
 
“Durante 2013-2015 este proyecto evitó el cierre de varias tienditas de abarrotes, las cuales por falta de recursos no podían adquirir la plataforma tecnológica para ofrecer nuevos servicios digitales. Y es que en el 2015, a petición de la SECITI, la Unidad de Investigación Social Aplicada y Estudios de Opinión del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizó la Evaluación de la Primera Etapa del Proyecto Tecno Tienda, en el que reportó que 86% de los propietarios de las tienditas de barrio, incorporadas a dicho proyecto, se encuentran satisfechos con el mismo.
 
“Entre los resultados del estudio se encontró que 70% de los entrevistados señaló que el flujo de clientes había aumentado en su tienda, mientas que el 63 % dijo haber experimentado mayores ventas”, indicó.
 
“Antes de participar en el Proyecto Tecno Tienda, 35% de los entrevistados dijeron que sus ingresos eran en promedio menores a mil pesos diarios, mientras que ahora un 46 % reporta que sus ganancias en su Tecno Tienda son superiores a los 2 mil pesos al día”, reportó.
 
Finalmente, Romo Guerra sostuvo que “en una ciudad de vanguardia se debe asegurar que todos los proyectos exitosos contribuyan al desarrollo económico y también en lo social, y esto se debe poner al alcance de todas las personas, ya que como representantes populares es nuestro deber asegurar y defender los comercios de barrio y ponerlos en condiciones de competitividad al fortalecerlos, capacitarlos y hacerlos generar más recursos para sus familias”.