Domingo 27 de Septiembre de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Electorero, el Presupuesto de Egresos 2018: morena

Electorero, el Presupuesto de Egresos 2018: morena

23 de Diciembre de 2017

- Con el voto en contra de Morena, fue aprobado por la Asamblea Legislativa; maquillados, persiste la subestimación de ingresos: Cravioto

- Ley de Ingresos debió aprobarse por 252 mil millones de pesos: diputado Paulo César Martínez López

- Código fiscal contiene incrementos desmedidos que nada tienen que ver con la equidad y la proporcionalidad tributaria: Beatriz Rojas


El Presupuesto de egresos de la Ciudad de México para 2018 es un presupuesto electorero, que no atiende las verdaderas necesidades de los capitalinos, advirtió César Cravioto Romero, coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa.

Tan es así, subrayó, que al gobierno capitalino le deja manos libres para manejar a su antojo, sin vigilancia alguna, alrededor de 25 mil millones de pesos. En el último año de la VII Legislatura y del actual gobierno local, diputados y funcionarios de la administración capitalina persisten en su empeño de utilizar ingresos y gastos de manera facciosa, y con una enorme discrecionalidad, agregó.

Para la Reconstrucción de la ciudad sólo se destinan 8 mil millones de pesos, una cantidad muy insuficiente para atender los daños causados por el sismo del pasado 19 de septiembre, continuó Cravioto Romero, simples migajas en comparación con el inmenso monto de recursos que requieren las miles de viviendas afectadas, las vialidades dañadas, los cientos de escuelas destruidas…

Morena, dijo César Cravioto, había reiterado su propuesta de encauzar, en el marco del Presupuesto de egresos para 2018, 35 mil millones de pesos adicionales para la reconstrucción y reparación de daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre pasado.

Tampoco se asignaron los mil millones necesarios para atender a los 80 mil adultos mayores que aún no reciben la pensión alimentaria a la que por ley tienen derecho. Y la Universidad de la Ciudad de México no recibirá el gasto que requiere para prestar su invaluable servicio educativo. Y algo similar ocurre con otras partidas presupuestarias para el sector social, aseguró el coordinador de Morena.

En cambio, agregó el coordinador parlamentario, a la Asamblea Legislativa se le otorgan 462 millones más.

Sobresale en este reparto desigual de recursos, afirmó César Cravioto, las asignaciones a las delegaciones, marcadas por inocultables tintes electorales. Ante la situación de emergencia derivada del sismo del 19 de septiembre, Cravioto Romero advirtió que no obstante que Morena propuso una redistribución equitativa de los recursos para las 16 delegaciones capitalinas, las otras bancadas se empeñaron en perpetuar la desigual asignación de recursos a las demarcaciones.

Pretendíamos, explicó Cravioto, romper con la inercia inequitativa que ha predominado en la asignación de recursos en los dos últimos años, durante los cuales los recursos excedentes no se aplicaron de acuerdo con el porcentaje de la población que habita en las demarcaciones, como lo establece la normatividad, sino con criterios políticos, reiteró.

Por ejemplo, subrayó, a las demarcaciones de Álvaro Obregón, Coyoacán y Benito Juárez se les asignó, en 2017, 9.2 por ciento de los recursos adicionales del presupuesto, equivalentes, en cada caso, a 253 millones 917 mil pesos. A Iztapalapa y Gustavo A. Madero se les destinó el mismo monto, pero resulta que las tres primeras delegaciones tienen una población muy inferior a las dos últimas.

Algo similar ocurrió en 2016, lo que indica --abundó Cravioto-- que los recursos se asignan con criterios partidarios, no para atender a la población y sus necesidades.

Y para 2018 continúa la misma inercia de inequidad, porque se favorece con criterios electoreros a las demarcaciones gobernadas por PRD, PRI y Acción Nacional, al tiempo que se afecta a las regidas por Morena.

Por ejemplo, explicó Cravioto, sólo se aumenta 140 millones a Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Xochimilco, Tlalpan y Tláhuac, al tiempo que a Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón y Benito Juárez se les incrementan 500, 495 y 410 millones respectivamente.

Respecto de la Ley de Ingresos, el diputado de Morena, Paulo César Martínez López, informó que su bancada votó en contra del dictamen porque, una vez más, es inaceptable la subestimación de los ingresos de la Ciudad de México.

A nombre del grupo parlamentario, Martínez López propuso que la Ley de Ingresos ascendiera a 252 mil millones de pesos y no a 227 mil millones como lo aprobaron, pues, a decir del legislador, 252 mil es una cifra más cercana al total de ingresos que el gobierno de la ciudad obtendrá en 2018.

El diputado de Morena reclamó que los diputados de las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública quieran hacer creer a la ciudadanía que existirá un aumento de 6 mil 286 millones de pesos en el total de los ingresos, dicha afirmación, sostuvo, es una mentira, pues ese aumento lo logró el Congreso de la Unión al reformar el artículo 5 de la Ley de Disciplina Fiscal.

Por tanto, aseveró, dicha cantidad no es un triunfo de la Legislatura ni de la Ciudad de México.

Lo mismo sucede, agregó, cuando las Comisiones mencionadas señalan que se está aprobando un incremento de 20 mil 585 pesos con respecto de lo aprobado en 2017. El incremento, informó, es de sólo 15 mil 534 millones, lo que representa apenas un 7.6 por ciento superior al de 2017, casi el mismo porcentaje en que se incrementará la inflación, aseguró.

Por tanto, concluyó, estos supuestos incrementos son una falacia y lo peor es que se afecta a la ciudadanía a tal grado que los damnificados carecerán de los recursos suficientes para la reconstrucción y continuarán sin encontrar un camino cierto para atenderse.

Con relación al Código Fiscal, la vicecoordinadora de Morena, la diputada Beatriz Rojas Martínez se manifestó en contra del dictamen ya que éste contiene incrementos desmedidos que nada tienen que ver con la equidad y la proporcionalidad tributaria.

La legisladora reclamó al gobierno central, el tener una visión meramente recaudatoria que afecta de manera directa los bolsillos de los capitalinos, quienes ven incrementado el monto de sus obligaciones fiscales.

Ejemplo de ello, señaló Rojas Martínez, es lo que estipula el artículo 181 sobre la conexión, reconstrucción o reducción o cambio de lugar de tomas domiciliarias de agua potable y agua residual tratada, donde la conexión de 64 mm pasó de 7 mil 23 pesos a los 28 mil 504 pesos, es decir, experimentó un incremento del 305 por ciento.

Situación más grave sucede con la conexión de 76 mm, la cual pasó de 3 mil 120 pesos, a los 32 mil 825 pesos, teniendo un alza de hasta el 952 por ciento. Lo mismo experimenta la conexión de 102 mm la cual pasó de 3 mil 548 pesos a los 38 mil 550 pesos, notando un incremento de 986 por ciento.

Respecto del impuesto predial, la diputada de Morena lamentó que a pesar de que la tarifa de los límites inferior y superior, así como la cuota fija hayan sido actualizados en un 5.48 por ciento, esa actualización es insuficiente pues los contribuyentes no habían experimentado actualizaciones de los límites desde el año 2009.

Los ejemplos anteriores, concluyó Rojas Martínez, son sólo unos ejemplos de la nula sensibilidad del gobierno y de la propia Asamblea Legislativa hacia los contribuyentes, quienes con seguridad, expresarán su inconformidad ante las autoridades.